La plantilla del Atlético Valladolid Recoletas acompañó al fisioterapeuta del equipo, David Ahijado, en la inauguración de su nueva clínica en Valladolid, Fisioterapia Elite Sport, ubicada en la calle Miguel Delibes, 50. A la apertura de este espacio acudieron jugadores de la primera plantilla como Roberto Pérez, Gonzalo Viscovich, Sebas Kramarz, Luisma Lorasque, Sergi Grossi, Roberto Turrado, Dani Pérez y el entrenador Nacho González. También estuvieron miembros de la plantilla del Real Valladolid y otros deportistas de elite de la ciudad.

David Ahijado es desde hace dos temporadas el fisioterapeuta del Atlético Valladolid Recoletas, que disputará la Liga Asobal la próxima temporada y también ha trabajado durante ocho con otros clubes deportivos de elite como el Real Valladolid el Club Baloncesto Valladolid y otros equipos de la región, además de con diversos deportistas de elite. Además, Ahijado se ha formado con muchos de los mejores fisioterapeutas internacionales, grandes referentes mundiales en fisioterapia práctica, docencia e investigación.

La nueva clínica, Fisioterapia Elite Sport, es un espacio dedicado a la traumatología y deporte que abre hoy sus puertas con un factor diferenciador claro ya que el centro es especialista en buscar y tratar las causas de los problemas, no limitándose a tratar síntomas como el dolor o la inflamación. “Una visión muy distinta a la fisioterapia tradicional”, explica el propio David Ahijado. “Buscamos el origen de los problemas, no tratamos simplemente el dolor sino que vamos más allá de los síntomas, para encontrar los procesos y las causas, lo que nos garantiza un estado de salud más duradero en el tiempo. Todo lo que hacemos sabemos que funciona, porque así lo avalan numerosos estudios científicos”, comenta.

Entre otros servicios, en el centro se tratan problemas de columna vertebral, rodilla, tobillo y lesiones asociadas, complejo del hombro o articulación temporo-mandibular entre otras dolencias. Además, en Fisioterapia Elite Sport se realizan valoraciones mediante EMG (electromiografías) y estudios de pisada, para el diagnóstico y tratamiento de patologías de los pies y la marcha.