El Recoletas Atlético Valladolid sumó una nueva victoria en Huerta del Rey (34-29), un triunfo de prestigio ante un rival de arriba, Bada Huesca, en un encuentro loco y espectacular en lo ofensivo, con un ritmo vertiginoso, ataques sin descanso, lanzamientos rápidos y un toma y daca constante en el que los gladiadores azules supieron sacar más provecho.

Los de David Pisonero apostaron todo a un encuentro de ritmo alto, para intentar esquivar la durísima defensa 6-0 de un Bada Huesca que presume de tener la cuarta mejora defensa de la Liga Asobal. A los gladiadores esta vez les funcionó muy bien, contagió a su rival y convirtió el partido en un frenético vaivén. La primera opción de los gladiadores siempre fue correr, y si no, un ataque rápido para no dejar reposo a la defensa oscense.

El riesgo era alto, porque los repliegues defensivos fueron inexistentes, las pérdidas fueron muchas y los errores en los lanzamientos fueron clave porque el ritmo anotador fue siempre tremendo. Además, la defensa local también arriesgó adelantando su línea para atosigar a la primera línea del Bada Huesca. Todo un éxito.

Gracias a todo esto Huerta del Rey disfrutó de un partido vibrante, emocionante y ofensivo, en el que el Recoletas tuvo sus mejores momentos de la temporada en la primera vuelta. No en vano, en el minuto 21 los de Pisonero ganaban ya por 8 goles de ventaja (16-8). Una ventaja irreal pero que el Recoletas supo después aguantar con un Bada Huesca que nunca se dio por vencido y recuperó hasta en tres ocasiones diferencias considerables para meterse una y otra vez en partido.

Al final, el Recoletas Atlético Valladolid terminó por cansar a un Huesca superado y que falló más lanzamientos en los momentos clave. No en vano, las porterías, con César Pérez y Jorge Gómez Lite, estuvieron también a gran altura en esos momentos. Pero especialmente determinante fue César, que sumó otra gran actuación y se consolida en la portería del Recoletas en esta recta final de temporada. También brillaron con goles Rubén Río (8 goles), Adrián Fernández (5) y Jorge Serrano (5).

Los primeros 20 minutos del Recoletas Atlético Valladolid fueron espectaculares. El equipo vallisoletano salió a por todas apostando muy fuerte por una de sus mejores armas: ritmo alto y defensa. Los gladiadores azules subieron líneas defensivas para frenar a la primera línea oscense, sobre todo a los brasileños Henrique Teixeira y Diogenes Cruz ‘Dija’, que en los primeros instantes anotaron con facilidad.

Pero poco a poco, el altísimo ritmo impuesto por los locales dio sus frutos. Cada buena defensa se convertía en una contra y si no era así, los de Pisonero probaban con ataques fulgurantes. Rubén Río anotó 5 goles en 12 minutos y el Recoletas Atlético Valladolid tomaba su primera gran ventaja (10-7). Le acompañó con goles Jorge Serrano, que suplió con solvencia al lesionado Fernando Hernández. 

También destacó en estos minutos de locura Diego Camino, que salió de inicio en el puesto de central en vez del habitual Adrián Fernández. También el asturiano se sumó a la fiesta con buen juego en ataque y goles Y mientras la defensa funcionó la ventaja fue aumentando hasta alcanzar los 8 goles (16-8, minuto 21), tras un parcial arrollador de 7-1.

Los diez minutos antes del descanso el ritmo decreció, los gladiadores azules cometieron varios errores y pérdidas y Bada Huesca logró romper la dinámica. Pero a los vestuarios el partido se fue aún con una amplia ventaja de 5 goles para los vallisoletanos (18-13).

Lo peor para el Recoletas es que Bada Huesca le pagó con la misma moneda en los primeros minutos de la segunda parte. Los de Jose Francisco Nolasco salieron mucho más intensos atrás y se aprovecharon, con varias robos y contras, para acercarse a dos goles (20-18, minuto 37). El partido siguió a un ritmo altísimo, con los repliegues de ambos equipos en entredicho, y ahora con un Huesca más voluntarioso.

Sin embargo, los gladiadores azules no cambiaron su estrategia y siguieron apostando por su ritmo alto, pese a los riesgos que corrieron y que se tradujeron en pérdidas. Un inspirado Rubén Río le dio oxígeno a los vallisoletanos con tres goles más y de nuevo tomaron ventaja (24-19, minuto 42). Pero los aragoneses siguieron machacando con goles fáciles y David Pisonero se vio obligado a pedir tiempo muerto con 25-22 en el minuto 44.

El Recoletas Atlético Valladolid pudo después haber roto el partido una vez más. Pero el portero Gómez Lite detuvo tres contraataques consecutivos de los gladiadores de forma increíble. La respuesta la dio César Pérez, que también estuvo brillante en esos minutos con varias paradas a los extremos.

En el toma y daca dos goles de contra de Jorge Serrano y otro más de Víctor Rodríguez devolvieron otra gran ventaja a los locales (30-24, minuto 51). Fue el momento clave del partido ya que el Bada Huesca ya no fue capaz de recuperar esa diferencia porque se estrelló en César Pérez. Rubén Río anotó el 31-25 a cinco minutos del final, con exclusión incluida del defensor y ahí se certificó la victoria final por 34-29.

 


 

FICHA TÉCNICA

Recoletas Atlético Valladolid (34): César Pérez (portero), Alex Garza (-), Héctor González (1), Nico López (-), Rubén Río (8), Jorge Serrano (5, 1p), Miguel Camino (4) -siete inicial- Adrián Fernández (5), Gonzalo Viscovich (1), Víctor Rodríguez (4), Diego Camino (3, 3p), Abel Serdio (2), Roberto Turrado (1), Miguel Martínez (-), Miguel Martínez (-), Javi Díaz (portero).

Bada Huesca (29): Dani Arguillas (portero), Henrique Teixeira (5, 1p), Gerard Carmona (3, 2p), Adrià Pérez (4), Gonzalo Carró (3), Diógenes Cruz Dijá (3), Álex Marcelo (1) -siete inicial- Jorge Gómez Lite (portero), Nicolas Bonanno (-), Alberto Val (2), Lucas Abadía (-), Enrique Camas (2), Stefan Ciric (2), Miguel Malo (-), Nicolas Zungri (-), Eloy Felez (-), Oier García (4).

Parciales cada 5 minutos: 4-3, 7-6, 12-7, 15-8, 16-10, 18-13 -descanso- 19-16, 22-18, 25-22, 28-23, 32-26, 34-29

Árbitros: David Monjo Ortega y Miguel Martín Soria Fabián. Excluyeron a Nicolas Bonanno (20’, 55’), Alex Garza (27’), Rubén Río (55’), Gonzalo Carró (58’)

Pabellón: Pabellón Huerta del Rey (Valladolid). Partido de la 28ª jornada de Liga Asobal. 2.087 espectadores.

 


 

DECLARACIONES DAVID PISONERO

“Muy contento porque son puntos de prestigio porque Bada Huesca es muy buen equipo y tenían mucho que jugarse. Los chicos han estado espectaculares. Siempre hemos tenido la iniciativa, incluso con ventajas irreales en algún momento, que no te lo crees. Pero es un rival que si le das fallos te penalizan y se han metido en el partido por tres veces”.

“Estoy también contento por el juego en varias fases del partido, hemos corrido mucho, anotando goles fáciles, demasiados goles fáciles que nos ha ayudado en el partido. La madurez de Diego, de Adrián, el buen partido de Rubén, la ayuda de César en la portería… todos perfectos, todos han cumplido su rol perfectamente. También el partido defensivo de Jorge, que también ha brillado en ataque, Abel bien, Alex y Nico en defensa… Brillan los que brillan con goles, pero también hoy ha sido un partido espectacular de César, se lo merece”. 

DECLARACIONES JOSÉ FRANCISCO NOLASCO

“No hemos estado en nuestro nivel. No ha sido el partido más acertado, uno de los peores en acierto, hemos fallado 25 lanzamientos y ante un equipo como este y jugando fuera de casa hay dos ideas en ataque que no nos podemos permitir: cometer errores y regalar balones y fallar lanzamientos”.

“El Atlético Valladolid nos ha generado contraataques y estuvimos muy blanditos en defensa, lo hemos pagado. Presumimos de ser uno de los equipos menos goleados, pero hay que ser más duros en las situaciones de uno contra uno. Luego en la segunda parte lo hemos intentado corregir. Nos hemos quedado cerca, incluso con balón para ponernos a uno. Pero hemos fallado muchos lanzamientos, sobre todo en el extremo. Y en un partido loco de este nivel, si no estas acertado lo pagas”.