El Recoletas Atlético Valladolid afronta mañana miércoles ante el Secin Group Alcobendas el partido de vuelta de la cuarta eliminatoria de Copa del Rey. Un encuentro que se disputará en Alcobendas, en el Pabellón de los Sueños, a partir de las 20.00 horas. 

Los vallisoletanos parten con una amplia ventaja tras su victoria en Huerta del Rey en el partido de ida (33-22). Once goles de diferencia que servirán para que la plantilla de los gladiadores azules juegue con más tranquilidad y confianza. El premio para el ganador de esta eliminatoria es la clasificación para la fase final de la Copa del Rey.

La fase final de la Copa del Rey la disputarán ocho equipos en Madrid, del 4 al 6 de mayo, en el Pabellón Madrid Arena. Los ganadores de esta cuarta eliminatoria de Copa se unirán al FC Barcelona Lassa, ABANCA Ademar León, BM Logroño La Rioja y Fraikin BM Granollers, equipos ya están clasificados por haber quedado entre los cuatro primeros de la Liga Asobal la pasada temporada.

El Recoletas Atlético Valladolid llega a este encuentro de vuelta en mitad de un calendario frenético que ha llevado al club a jugar varios partidos sin apenas descanso. Tras el partido de ida de la semana pasada, este último sábado los de David Pisonero ganaron en la pista del Bidasoa Irún y mañana se miden al BM Alcobendas. El postre viene con el enfrentamiento en Huerta del Rey ante el líder de la Liga Asobal, el FC Barcelona Lassa, que visitará el pabellón vallisoletano el sábado 17 a las 17.00 horas. 

“Tenemos ahora un calendario frenético”, dijo hoy el entrenador David Pisonero, “y afrontamos este partido con buenas expectativas, con la tranquilidad que da el resultado del partido de ida”, añadió. Sin embargo, el técnico del Recoletas Atlético Valladolid quiso mostrar su máximo respeto al rival. “Vamos siempre con las reservas de que el rival es un buen equipo. No me fío nada, es un equipo que juega bien aunque el otro día en Valladolid no jugaron bien, no demostraron lo que realmente son porque en División de Honor Plata está funcionando muy bien. No vamos con miedo pero sí con todo el respeto del mundo”, dijo Pisonero.

El Recoletas quiere certificar su pase a la fase final de la Copa del Rey mañana y para eso tendrá que superar la prueba de visitar al Secin Group Alcobendas, rival que en su pabellón aún no ha perdido ningún partido esta temporada. No en vano, en esta Copa del Rey ya cayeron en el Pabellón de los Sueños el Frigoríficos Morrazo Cangas (34-31) y el BM Puerto Sagunto (30-23), ambos de Asobal. 

El conjunto madrileño sigue líder en División de Honor Plata y el pasado fin de semana derrotaron al BM Nava (30-28), un triunfo que les acerca un poco más al ascenso directo a la Liga Asobal.

David Pisonero, entrenador del Recoletas, se mostró tranquilo y confiado en su plantilla, que lleva varias jornadas a un gran nivel. “El equipo está poco a poco cohesionando, el último partido en Irún fue un ejemplo. Creo que hubo cohesión y mucha consistencia durante todo el partido para llegar a ese resultado final. Vamos afianzando al equipo y consiguiendo objetivos pequeños, no me marco más objetivos a largo plazo”, comentó.