El Recoletas Atlético Valladolid quiere recordar la figura de Toño Garnacho, fallecido hace un año, en su próximo partido de Liga Asobal. El 22 de abril se cumple el primer aniversario de la desaparición de uno de los directivos que más trabajó en la creación del Club BM Atlético Valladolid y que en el momento de su fallecimiento era el encargado de la dirección deportiva del equipo.

Por eso, el Recoletas Atlético Valladolid, que se enfrenta al BM Villa de Aranda en Huerta del Rey este mismo sábado 22 de abril a las 20.30 horas, desea tener presente a Toño Garnacho durante este encuentro con un breve homenaje.

El club quiere hacer partícipe a su afición de este homenaje, a la que pide que durante los dos primeros minutos del partido, se ponga en pie y se una al cántico colectivo de ‘Vamos mi Pucela, yo te llevo dentro de mi corazón…’ para homenajear de este modo a Toño Garnacho, uniendo a toda la grada con una canción.

Así, en el inicio de este partido todas las peñas del club comenzarán a cantar a la vez. Se entonará en ese instante, y durante dos minutos, uno de los cánticos más populares de la afición deportiva vallisoletana y que el Recoletas Atlético Valladolid ha hecho propio:  “Vamos mi Pucela, yo te llevo dentro de mi corazón…”, pidieron al resto de la afición que se una a este pequeño homenaje en forma de canción. Serán dos minutos que quieren mostrar, desde el corazón, el cariño de un club y su afición hacia la memoria de una de las personas más importantes en la corta historia del Atlético Valladolid.

TOÑO GARNACHO, SIEMPRE EN NUESTRO RECUERDO

La directiva actual del club, el entrenador y algunos jugadores han querido hoy recordar a Toño Garnacho para que su trabajo y dedicación no queden olvidados y para que el partido del sábado en Huerta del Rey se convierta en un emocionante homenaje al entusiasmo y pasión que sentía Toño Garnacho por el balonmano de Valladolid.

Mario Arranz, presidente del Recoletas Atlético Valladolid, recordaba así la personalidad de Toño Garnacho: “Seguimos sintiendo muy presente su figura en el día a día del club. Por todas las enseñanzas y consejos que nos dio a lo largo de  su vida”. Además, el presidente desea que este próximo partido sea un poco especial y que se evoque la figura de Toño Garnacho, todo un símbolo de pasión y entrega por el balonmano y crucial en el nacimiento del club. “La dedicación de todos los que colaboran en este proyecto y el apoyo de la afición en cada partido son un homenaje a su figura pero queremos que en este partido, en el que se cumple un año de su fallecimiento, la gente pueda sumarse a un recordatorio más especial”, comentó Mario.

Diego Camino, jugador del Recoletas Atlético Valladolid: “Este año de su ausencia ha confirmado varias cosas de las que estábamos seguros: Que el vacío que nos dejó es enorme e insustituible en todas sus facetas humanas y de gestión. Y que su idea de club, con los valores que siempre mostró ejemplarmente, eran los mejores para levantar un nuevo proyecto de balonmano en Valladolid, los cuales siguen guiando los pasos de todos los estamentos del club. Por otro lado, muchos, entre los que me encuentro, estaremos eternamente agradecidos porque apostó por nosotros para formar parte de este maravilloso proyecto y seguiremos trabajando para que esté orgulloso de su Atlético Valladolid”.

Enrique López, directivo del club: “Toño sigue muy presente en todo lo que hacemos, el Recoletas Atlético Valladolid esta formado por un gran número de amigos y compañeros, y Toño era un pilar fundamental. Siempre ha sido un ejemplo de trabajo, entrega y pasión por este deporte”.

Paco Ollero, directivo del club: "Toño Garnacho fue mi padre deportivo y un gran amigo, sus enseñanzas en el deporte y la vida las tengo siempre muy presentes. Él fue la razón de que en el 2014 formase parte de la génesis del nuevo club y la principal guía en el día a día del Recoletas Atlético Valladolid. Cuando hay intercambio de pareceres en el club sobre algún tema, siempre recurrimos al: Que pensaría Toño de todo esto, para buscar la respuesta adecuada".

Nacho González, entrenador del primer equipo: “Toño Garnacho sigue muy presente en nuestro día a día. Su filosofía, su forma de hacer las cosas y su idea de club nos siguen guiando. Su legado es muy importante para el Atlético Valladolid y sus valores siempre estarán presentes en el club. Seguiremos trabajando para continuar construyendo su sueño y que pueda estar orgulloso de todo lo que vamos consiguiendo”.

José Francisco Parro, directivo del club: “Toño Garnacho, en lo deportivo siempre fue nuestro maestro y guía, enseñándonos como comportarnos tanto en la cancha como fuera de ella, transmitiéndonos siempre los valores de coraje, valentía y honestidad que siempre fueron su bandera. En lo personal fue un gran amigo, siempre dispuesto a echar una mano y alguien en el que yo me apoyaba para afrontar muchas de las zancadillas que nos pone la vida. Toño siempre en mi corazón, siempre presente”.

Rafael González, director deportivo del club: “Toño, un gran amigo y mejor persona. Su impronta está presente en todos los ámbitos de este club, así como en los corazones de todos aquellos que tuvimos la fortuna de conocerle. El mejor homenaje es mantener viva la llama de su recuerdo y llevar adelante el sueño que para él suponía este club”.

Fernando Hernández, jugador y capitán del Recoletas Atlético Valladolid: “Si hay alguien que quería de verdad el balonmano de Valladolid ese era Toño. Gracias a él este proyecto y  sueño se han hecho realidad. Ahora debemos honrarle como a él le gustaría, luchando siempre y respetando a todos”.

Jaime Maldonado, directivo responsable del área deportiva: "Toño Garnacho seguirá siendo una referencia en nuestro club porque nos moldeó a todos los que lo integramos. Siempre dispuesto a regalarte la mejor de sus sonrisas y la más profunda de sus miradas, esas que te abren el pecho. Nobleza es el gran valor que llevamos grabado a fuego en el Atlético Valladolid y trabajo es con lo que te queremos agradecer todo lo que has hecho por nosotros. Siempre hasta el final, hasta que no podamos soltar una gota más de sudor... ese es nuestro único objetivo, mi única meta en el Atlético Valladolid".

Pedro Rozas, directivo del club encargado del área médica: "Antonio, amigo entrañable, maestro en tantos ámbitos de la vida; integrador e impulsor primordial de este club, por él me involucré en este apasionante mundo del balonmano desde el inicio de esta gran familia que formamos: gran proyecto que día a día vivimos intensamente, siempre con su recuerdo y su fuerza en nuestros corazones".

Iñaki Malumbres, responsable del programa A Jugar Balonmano!, también tuvo buenas palabras hacia Toño: “No tuve la suerte de tener mucho trato con él. Pero algo muy especial tenía que transmitir cuando tanta gente le recuerda con tanto cariño y admiración”.

Toño Garnacho fue uno de los grandes impulsores del balonmano en Valladolid. Fue jugador, entrenador y gran conocedor de este deporte. En 1991 fue uno de los socios fundadores del Club Balonmano Valladolid y en 2013 presentó su candidatura a la presidencia del club. Un año más tarde tomaba las riendas del recién nacido Atlético Valladolid como vicepresidente junto a la presidencia de Juan Carlos Sánchez-Valencia. Toño Garnacho fue el encargado de confeccionar la primera plantilla del equipo que disputó por primera vez la competición de División de Honor Plata en la temporada 2014-2015.