El Atlético Valladolid Recoletas participó el día de ayer por primera vez en una Asamblea de la Liga Asobal. Un hecho histórico para el joven club vallisoletano que estuvo representado en Barcelona por su presidente, Mario Arranz, y por el directivo Francisco Ollero. Ambos estuvieron presentes en esta última Asamblea de la temporada 2015-2016.

La Asamblea de Asobal se celebró en Barcelona en dos sesiones, una ordinaria y la otra extraordinaria. Entre los puntos del día figuraba entre otros asuntos la certificación del descenso del Teucro de Pontevedra en la máxima categoría del balonmano español, que fue el tema que más tiempo consumió.

El Atlético Valladolid Recoletas estuvo presente en esta sesión de la Asamblea Asobal con voz pero sin voto ya que todavía no forma parte de Asobal de modo oficial, no hasta que el club vallisoletano presente toda la documentación requerida antes del final del plazo, 15 de julio. Si finalmente es aceptado como miembro de Asobal el equipo vallisoletano sí tendrá voz y voto en la próxima Asamblea que se celebrará en septiembre, coincidiendo con la disputa de la Supercopa de España.

También estuvo presente el presidente de la Federación Española de Balonmano, Francisco Blázquez, que informó a los clubes sobre varios aspectos de competiciones que podrían variar la próxima temporada, como la Copa del Rey, cuya fase final se jugará con ocho equipos en una misma sede.